Educación privada en México: la gran oportunidad

Como mencionamos en el blog post anterior, la pandemia global Covid-19 ha tenido un impacto devastador en la industria de la educación, analizado desde el punto de vista académico y financiero de las escuelas. Sin embargo, en mattilda estamos convencidos que la educación privada en México está posicionada para un repunte que detonará una etapa de crecimiento acelerado, ya que vemos una serie de factores estructurales que generarán “viento a favor” en la industria durante los próximos años. En las siguientes líneas detallamos por qué creemos esto.

El tamaño del mercado potencial

En primer lugar, el tamaño del mercado actual (y más relevantemente, del mercado potencial) nos hace creer que hay mucho camino por recorrer. Actualmente, de acuerdo a datos de la Secretaría de Educación Pública, en México hay 34 millones de alumnos de educación básica, distribuidos en cerca de 250 mil escuelas. Al hacer “doble-clic” en estas cifras, notamos que la gran mayoría de estos estudiantes asisten a escuelas públicas; del total de estudiantes de educación básica en México, únicamente cerca de 9% asisten a escuelas privadas (~3.1 millones de alumnos). Cuando analizamos esta penetración de educación privada en México relativa a otros países de Latinoamérica, vemos que existe una oportunidad de incrementar significativamente el tamaño del mercado de alumnos asistiendo a escuelas privadas. La siguiente gráfica presenta un análisis de la penetración de la educación básica privada en México y países seleccionados de Latinoamérica.

Fuente: análisis mattilda con información de la OCDE

En mattilda creemos que esta baja penetración se deriva principalmente de un problema de oferta, más que de demanda. Al analizar y conversar con cientos de escuelas, hemos encontrado que la gran mayoría de las escuelas en México están enfocadas en atender el segmento más alto de la pirámide socioeconómica, en muchos casos dejando de lado segmentos de clase media o media-baja, donde se concentra la gran mayoría de la población del país. Creemos que existe una necesidad inminente por escuelas de alta calidad a precios razonables, lo cual incrementaría significativamente la penetración de la educación privada en México. Asimismo, está comprobado que las escuelas privadas consistentemente tienen un mejor desempeño en pruebas estandarizadas (PISA) relativo a sus contrapartes públicas en México y en Latinoamérica, como se refleja en la siguiente gráfica. 

Shape

Description automatically generated with low confidence

Este mejor desempeño nos hace creer que incrementar la oferta de escuelas privadas de calidad con un costo razonable, impulsará de forma acelerada la matrícula en el espacio de educación privada. 

Preferencia por educación privada

Otro factor estructural que nos hace creer que la industria de la educación privada está posicionada para un crecimiento acelerado en los próximos años es la creciente preferencia por educación privada en países en desarrollo, como lo son países Latinoamericanos como México. Las siguientes gráficas resumen los resultados en una encuesta realizada por el banco de inversión global Citi sobre las preferencias entre la educación privada y pública en países desarrollados y países en desarrollo. Como se observa, es clara la preferencia en países en desarrollo por la educación privada relativa a países desarrollados, derivada en gran medida por i) la incapacidad del sector público de ofrecer educación de calidad, ii) el sentido “aspiracional” que otorga el brindar una educación privada a tus hijos, y iii) el crecimiento en los últimos años de las clases medias en países en desarrollo (incluyendo países Latinoamericanos).

Recuperación económica post-pandemia

La contracción económica derivada de la pandemia global Covid-19 ocasionó que una gran cantidad de personas perdieran sus empleos y recortaran gastos, incluyendo el pago de colegiaturas, el cual representa un porcentaje importante del gasto de una familia de clase media. Esto ocasionó una pérdida de matrícula importante en escuelas privadas (se estima que en México, el número de estudiantes asistiendo a escuelas privadas disminuyó 20% en el ciclo escolar 2020-2021). Sin embargo, los principales indicadores macroeconómicos indican una fuerte recuperación económica en el 2022. Creemos que la recuperación de las economías familiares, aunado al fuerte retraso en aprendizaje derivado del confinamiento, motivará a un mayor número de padres de familia en el país a inscribir a sus hijos en escuelas privadas.

¿Qué características tendrán las escuelas mejor posicionadas para aprovechar este viento a favor?

Después de analizar estos factores, la pregunta obligada para cualquier dueño-operador de escuelas es: “¿cómo puedo aprovechar este viento a favor para el crecimiento de mi escuela?”. Con base en nuestra experiencia como operadores de escuelas, y en cientos de conversaciones que hemos tenido con operadores de escuelas, listamos los siguientes factores como críticos para el éxito de escuelas privadas en México en los próximos años. 

Apalancamiento de tecnología para la automatización de operaciones

Hoy en día, una gran cantidad de escuelas siguen llevando a cabo procesos administrativos y operativos manuales poco eficientes, que consumen tiempo y destruyen valor. Un administrador de una escuela promedio en México dedica cerca de 70% de su tiempo a “apagar fuegos”, lo cual no les permite enfocarse en actividades de valor agregado, como capacitación de sus docentes, marketing digital, o análisis estratégico, por ejemplo. Las escuelas que deleguen estas funciones administrativas y financieras a proveedores de tecnología que automaticen sus procesos estarán mejor posicionadas y tendrán una ventaja competitiva en el mercado. Cada vez encontramos más industrias que logran una mucho mayor sofisticación operativa y administrativa a través de herramientas de “software vertical,” y creemos que la industria de la educación será la siguiente en aprovechar esta ola de digitalización, particularmente en el segmento de PYMEs. Asimismo, esta automatización repercutirá directamente en la experiencia de los padres de familia, quienes crecientemente se sienten más cómodos realizando pagos en línea y llevando a cabo otras actividades de manera digital. 

Mejores decisiones de estructura de capital

En muchas ocasiones, los dueños y operadores de PYMEs mexicanas son reacios a la hora de contratar deuda para financiar crecimiento, lo cual no es una excepción en el sector de escuelas privadas. Si bien es cierto que altos niveles de deuda pueden ser riesgosos para la estabilidad financiera de un negocio, un nivel de deuda responsable puede ser sumamente positivo para acelerar el crecimiento de este. Financiar el crecimiento de tu escuela exclusivamente con flujos generados internamente, o con capital propio o de socios puede ser caro, lento e ineficiente, por lo cual estamos convencidos que las escuelas que utilicen niveles prudentes de deuda y diversifiquen sus fuentes de financiamiento estarán mejor posicionadas para captar un mayor número de alumnos. En mattilda, hemos apoyado a nuestros colegios en este proceso al financiar proyectos de infraestructura, tecnología, capital de trabajo, entre otros usos.

Ubicación, ubicación, ubicación

Por último, hemos identificado la creciente relevancia que tiene la ubicación de una escuela para la decisión de una familia de inscribir a sus hijos. Derivado de i) una creciente tendencia de familias jóvenes de mudarse fuera de los centros de los ciudades y hacia los suburbios, ii) un mayor porcentaje de familias en donde ambos tutores trabajan y iii) la creciente saturación de vialidades, particularmente en las principales ciudades, la ubicación de una escuela cada vez toma mayor relevancia al momento que una familia toma la decisión de en qué escuela inscribir a sus hijos. Las escuelas que tomen este factor en cuenta para sus planes de expansión estarán mejor posicionadas para captar una mayor matrícula.

Si estás interesado en saber cómo mattilda puede ayudarte en tus procesos financieros y administrativos, da clic aquí.

Súmate a mattilda.

¡o contáctanos por los
siguientes medios!